Catastrófica gestión del servicio de Urgencias del Hospital de Alcorcón

Nuestra salud en manos de médicos acosados, maltratados y sometidos a persecución laboral

A día de hoy 175.000 vecinos de Alcorcón y alrededores tienen su salud en manos de profesionales sometidos a amenazas, acoso y presiones por parte de la actual dirección del HUFA (Hospital Universitario Fundación Alcorcón). Con los datos obtenidos en conversaciones con médicos de urgencias y confirmados por la representación sindical (AMYTS y CCOO) se desprende lo siguiente:

  • El 10% de la plantilla está en situación de baja laboral no cubierta, 2 de ellas por estrés.
  • Otro 10% de la plantilla despedida, con demandas interpuestas por despido nulo, aquél que viola los derechos fundamentales y exige la reincorporación.
  • El antiguo jefe de Urgencias se encuentra suspendido de empleo y sueldo.
  • Se han presentado numerosas solicitudes de traslados a otros hospitales.
  • Más del 60% de los médicos han firmado un documento en el que se declara que “la jefatura se basa en la imposición de una obediencia ciega y adherencia sin fisuras a su proyecto, de manera que no admiten discrepancias ni diálogo”.
  • 10 personas que han obtenido una plaza fija han renunciado a ella.

La gestión del HUFA nos hace recordar tiempos pasados, o no tan pasados, en los que los dictámenes de una gerencia tienen que ser cumplidos por los trabajadores sin dar opinión ni réplica. Efectivamente, en el servicio de Urgencias del Hospital de Alcorcón se está viviendo una auténtica caza de brujas. Con una plantilla de 25 personas, son continuas las vulneraciones de derechos laborales fundamentales. Aquellos trabajadores que se muestran discordantes con esta forma de actuar, se ven sometidos a castigos ejemplarizantes (véase 2 despidos y 1 expediente sancionador en menos de 3 meses).

Recientemente, se han publicado los resultados de la OPE (Oferta Pública de Empleo) en la que se han adjudicado 15 plazas fijas. Este procedimiento ha sido denunciado ante el contencioso-administrativo por parte de diversos médicos y por CCOO. Los denunciantes manifiestan que la prueba no se ha desarrollado bajo los principios de igualdad, mérito y capacidad, sino que al contrario ha servido para hacer purga de aquellos que más cuestionan la gestión de la dirección.

El clima laboral llega a tal crispación que 10 médicos con asignación de plaza fija han renunciado a la misma. En un país con una tasa elevada de paro y alta eventualidad, esta situación nos resulta desconcertante.

Este es el modelo de dirección actual, basado en la explotación laboral, donde se buscan directivos con perfiles autoritarios, sin escrúpulos y con poca empatía, que quieren solucionar los problemas del hospital aumentando la carga de trabajo a los profesionales.

Pedimos la reincorporación de los profesionales despedidos y la apertura de una investigación sobre lo sucedido en el Hospital de Alcorcón

Por nuestra parte, alarmados ante el sufrimiento de estos trabajadores y las nefastas consecuencias para los pacientes, exigimos la reincorporación inmediata de los profesionales despedidos y sancionados.

Los ciudadanos de Alcorcón no deberían resultar afectados por el desgaste de recursos públicos que conlleva un contencioso laboral para que finalmente estos despidos sean considerados nulos, tal y como acaba de suceder en el HUFA con la obligación de reincorporación inmediata de una profesional.

En este sentido, destacamos la alta litigiosidad del centro, donde nos indican que para defender y restablecer los derechos vulnerados es necesario pasar por un tribunal.

Solicitamos la apertura de una investigación de lo sucedido, depuración de responsabilidades y lo más importante, pedimos el cese inmediato de un modelo de dirección nefasto, poco eficiente y basado en el cortoplacismo, que está destrozando física y anímicamente a aquellos que cuidan nuestra Salud.

¡Compártelo!
Contigo,
Más Alcorcón.
Súmate